¡Te invitamos a vivir una experiencia única!

¿En qué consiste el peeling químico?

Cuando hablamos de peeling químico no nos referimos a un único tratamiento facial. Los peeling químicos constituyen toda una gama de tratamientos faciales que, utilizando diferentes agentes quimioexfoliantes, producen la descamación de distintas capas de la piel con el objeto de mejorar el estado de la dermis.

Dependiendo del tipo de ácido utilizado, los peelings químicos pueden trabajar arrugas, manchas, cicatrices, estrías e incluso flacidez. Su principal acción la ejerce ante el envejecimiento cutáneo, el acné y las lesiones pigmentarias. Consigue un elevado índice de respuesta ante los siguientes objetivos:

· Purificar y oxigenar la piel, dejándola hidratada y libre de impurezas.

· Cerrar los poros dilatados, mejorando la textura de la piel.

· Combatir los efectos del envejecimiento, disminuyendo arrugas y aportando elasticidad.

· Difuminar las imperfecciones cutáneas, unificando el tono y aportando luminosidad.

· Aclarar y atenuar lesiones pigmentarias, proporcionando una acción despigmentante.

· Reducir las manifestaciones del acné y mejorar el aspecto de las cicatrices.

¿Cómo realizamos el peeling químico

Realizamos los peelings químicos en función a la problemática que deseamos tratar. Si el primer paso para efectuar un tratamiento eficaz es realizar una correcta valoración, el segundo paso es lograr equilibrar la piel para que presente su estado más óptimo, y de esta forma permanezca más receptiva a los principios activos del tratamiento.

Por este motivo, eliminar marcas de acné, manchas, arrugas, poros dilatados, unificar el tono de la piel o mejorar la apariencia de cicatrices son tratamientos que normalmente requieren entre cuatro y seis sesiones de peeling químico. Estas sesiones deben realizarse con una separación entre sí de unas tres semanas.

El peeling químico tiene un gran nivel de efectividad, pero el 70% del éxito de este tipo de tratamientos reside en la voluntad y constancia del paciente. Aunque los resultados sean evidentes desde la primera sesión, para recuperar la piel por completo recomendamos finalizar todas las sesiones del tratamiento.

Las sesiones de peeling químico se desarrollan de forma cómoda y sencilla. Por lo general provocan un ligero picor y enrojecimiento en la piel, pero en cualquier caso permiten continuar con el ritmo de vida normal.

¿Qué ocurre después?

Durante un par de días la piel se mostrará tirante y seca. Es normal que aparezca un enrojecimiento de la dermis acompañada de una suave descamación y un leve picor.

Concluida esta fase, la epidermis se mostrará completamente renovada. La piel se mostrará lisa y brillante, con el tono uniforme y el poro cerrado.

Es muy importante durante el tiempo que dure el proceso hidratar la piel en profundidad y utilizar una crema de protección solar spf50.

En realidad esta medida deberíamos tomarla durante todo el año. Pero durante este tratamiento, mientras nuestra piel se está regenerando, se encuentra mucho más sensible a la radiación solar.

¿Cuántos peelings necesito?

La mayoría de las problemáticas susceptibles de ser tratadas mediante peelings químicos (eliminar marcas de acné, manchas, arrugas, poros dilatados, unificar el tono de la piel o mejorar la apariencia de cicatrices…) suelen requerir unas cuatro sesiones para completar el tratamiento.

Dado que nuestra piel renueva de forma natural sus células cada 28 días, lo ideal sería repetir el peeling pasadas unas 3 semanas, hasta finalizar el tratamiento por completo.


Este tipo de tratamiento es ideal realizarlo en otoño-invierno

Consultá tu dto por pago en Efectivo

Peeling Quimico

$30.000,00

Ver formas de pago

Cantidad

1

¿En qué consiste el peeling químico?

Cuando hablamos de peeling químico no nos referimos a un único tratamiento facial. Los peeling químicos constituyen toda una gama de tratamientos faciales que, utilizando diferentes agentes quimioexfoliantes, producen la descamación de distintas capas de la piel con el objeto de mejorar el estado de la dermis.

Dependiendo del tipo de ácido utilizado, los peelings químicos pueden trabajar arrugas, manchas, cicatrices, estrías e incluso flacidez. Su principal acción la ejerce ante el envejecimiento cutáneo, el acné y las lesiones pigmentarias. Consigue un elevado índice de respuesta ante los siguientes objetivos:

· Purificar y oxigenar la piel, dejándola hidratada y libre de impurezas.

· Cerrar los poros dilatados, mejorando la textura de la piel.

· Combatir los efectos del envejecimiento, disminuyendo arrugas y aportando elasticidad.

· Difuminar las imperfecciones cutáneas, unificando el tono y aportando luminosidad.

· Aclarar y atenuar lesiones pigmentarias, proporcionando una acción despigmentante.

· Reducir las manifestaciones del acné y mejorar el aspecto de las cicatrices.

¿Cómo realizamos el peeling químico

Realizamos los peelings químicos en función a la problemática que deseamos tratar. Si el primer paso para efectuar un tratamiento eficaz es realizar una correcta valoración, el segundo paso es lograr equilibrar la piel para que presente su estado más óptimo, y de esta forma permanezca más receptiva a los principios activos del tratamiento.

Por este motivo, eliminar marcas de acné, manchas, arrugas, poros dilatados, unificar el tono de la piel o mejorar la apariencia de cicatrices son tratamientos que normalmente requieren entre cuatro y seis sesiones de peeling químico. Estas sesiones deben realizarse con una separación entre sí de unas tres semanas.

El peeling químico tiene un gran nivel de efectividad, pero el 70% del éxito de este tipo de tratamientos reside en la voluntad y constancia del paciente. Aunque los resultados sean evidentes desde la primera sesión, para recuperar la piel por completo recomendamos finalizar todas las sesiones del tratamiento.

Las sesiones de peeling químico se desarrollan de forma cómoda y sencilla. Por lo general provocan un ligero picor y enrojecimiento en la piel, pero en cualquier caso permiten continuar con el ritmo de vida normal.

¿Qué ocurre después?

Durante un par de días la piel se mostrará tirante y seca. Es normal que aparezca un enrojecimiento de la dermis acompañada de una suave descamación y un leve picor.

Concluida esta fase, la epidermis se mostrará completamente renovada. La piel se mostrará lisa y brillante, con el tono uniforme y el poro cerrado.

Es muy importante durante el tiempo que dure el proceso hidratar la piel en profundidad y utilizar una crema de protección solar spf50.

En realidad esta medida deberíamos tomarla durante todo el año. Pero durante este tratamiento, mientras nuestra piel se está regenerando, se encuentra mucho más sensible a la radiación solar.

¿Cuántos peelings necesito?

La mayoría de las problemáticas susceptibles de ser tratadas mediante peelings químicos (eliminar marcas de acné, manchas, arrugas, poros dilatados, unificar el tono de la piel o mejorar la apariencia de cicatrices…) suelen requerir unas cuatro sesiones para completar el tratamiento.

Dado que nuestra piel renueva de forma natural sus células cada 28 días, lo ideal sería repetir el peeling pasadas unas 3 semanas, hasta finalizar el tratamiento por completo.


Este tipo de tratamiento es ideal realizarlo en otoño-invierno

Consultá tu dto por pago en Efectivo

Mi carrito